martes, mayo 6

Agua y Vida



Hasta hace tres días, el frío seguía dominando y los chistes malos sobre el calentamiento global empezaban a aparecer aquí y allá, tomando el lugar que a estas alturas deberían estar ocupando las florecillas silvestres. No en vano hemos tenido el invierno más frío y más largo de los que hay registrados hasta el momento. Estos días en cambio, a casi 10 grados, disfrutamos de lo que seguramente sean los mejores días del año. Y es que, como digo, ya no hace frío porque 10 grados en Alaska es calor, no frío, y las hordas de mosquitos todavía no han hecho su aparición.

En estas últimas semanas, aún con el frío, la vida ya había empezado a tomar ese ritmo frenético que toman aquí los días durante el verano. Las 18 horas de luz que ya tenemos descolocan de tal manera, que cuando te quieres dar cuenta son las 11 de la noche y tú allí metida en culquier berenjenal, con la sensación de que son las siete de la tarde, pero con el cuerpo curiosamente cansado.



Entre los más recientes berenjenales se encuentran el aprendizaje del arte de la construcción en madera y el no menos artístico uso de la sierra eléctrica. Si ya alguno se hacía cruces con el hacha, lo de la sierra eléctrica es casi más terrorífico. De veras. Gracias a los esfuerzos de David y en menos medida a los míos, ahora tenemos un precioso invernadero donde nuestras plantitas salen a tomar el sol durante el día. Me paso horas allí dentro disfrutando del calorcito, y metiendo las manos en la tierra húmeda, transplantando aquellos primeros brotes que comenzaron su andadura encima de la nevera. De momento van creciendo tomateras a mansalva, calabacines, repollos, coliflor, flores diversas, y alguna que otra hierba aromática. Y lo que queda por plantar aún.



Otros berenjenales en cambio, tienen cuatro patas y dos cuernos. Hemos adoptado temporalmente a dos cabritas sin nombre hasta que el río se rompa del todo y su dueño pueda venir a recogerlas en la barca. Lo de la moto de nieve por el río se acabó definitivamente hasta dentro de otros seis meses. Las cabras han aportado una singular nota de color al pueblo. Despiertan al vecindario con sus balidos y son la atracción infantil del pueblo. Naím está completamente fascinado. Y yo, hecha toda una granjera.



Muy de agradecer ha sido también el que haya aparecido, como por arte de magia, un profesor del intituto al que aún no teníamos el placer de conocer. EL hombre nos regaló los dos únicos conciertos en directo que ha vivido Aniak en por lo menos un año. Y casi me aventuraría a decir que en muchos más. Local: la pizzería del pueblo. Aforo: 10 personas, incluyendo la dueña, el artista y su guitarra. Y como me ocurre muchas veces, quien aparece en mi vida lo hace justo antes de desaparecer de nuevo, tal vez para siempre... o no. En tres semanas se va a vivir a una islita en el mar de Bering que en el invierno está a media hora caminando de Siberia. Y es que siendo profesor en Alaska, viajas mucho y a sitios muy remotos. Echaré mucho de menos sus conciertos y las reuniones nocturnas a las que me estaba acostumbrando sin mucha dificultad.

Y mientras la vida sigue fluyendo y se suceden los acontecimientos a un ritmo cada vez más acelerado, el agua comienza también a fluir dramáticamente a nuestro alrededor. Ese medio metro bien largo de nieve compacta que nos rodeaba se derrite a pasos agigantados. Aquí y allá van apareciendo objetos que de no verlos, habían quedado totalmente olvidados durante el invierno, ocultos por el manto ártico.



Después de vivir casi siete meses rodeada de hielo por todas partes, la sensación de volver a escuchar el sonido del agua corriendo libremente es indescriptible. No sé cuantas veces al día me paro a observar su movimiento, serpenteando por el suelo, buscando el punto de menor resistencia para deslizarse sinuosamente hacia abajo, siempre hacia abajo. Volver a sentir de nuevo el agua es como regresar a la vida después de haber hibernado durante la mitad del año. Así es como se deben sentir ahora mismo los osos.



Es por todo esto, que el tiempo que paso dentro de casa últimamente es muy breve y queda reservado exclusivamente a las tareas del hogar. Las relaciones virtuales se resienten y las visitas de los abuelos se resienten. Se resiente el blog y el también el reader que se me llena irremediablemente de palabras... tantas como gotas de agua tengo alrededor en estos momentos.

Quiero agradecer a Nuria el haber dedicado tiempo y esfuerzo a hacerme una entrevista sobre mi vida en Alaska. No es algo que yo haga todos los días, conceder entrevistas desde el Polo, así que ha sido una nueva experiencia. Gracias, Nuria. También agradecerle a Ana e Ivana los detallitos que han tenido conmigo aunque yo haya estado medio desaparecida en el Polo. Soy sincera cuando digo que el invierno se me ha hecho más llevadero gracias a vuestros escritos y a vuestra compañía en mi espacio. No sé cada cuanto tiempo actualizaré ahora que el deshielo ya ha comenzado, pero espero al menos pasarme regularmente a poner alguna que otra imagen, vaya o no acompañada de palabras.

46 comentarios:

carlota dijo...

Hola, Meiga: me gustan tus berenjenales. Preciosas fotos, adorables cabritas, encantadora sorpresa: una bici, no? y hasta creí escuchar el agua del deshielo corriendo, como tú. Un besazo, se te echaba de menos :)

Irreverens dijo...

Aprovecha el buen tiempo al máximo, Meiga. Exprímelo tanto como puedas, que ya volverá el invierno y tú con él a nuestros blogs.

Si ya siempre resulta apasionante leerte, ahora que te tenemos con cuentagotas, lo vamos a saborear todavía más.

¡¡Qué grande lo del invernadero y las cabritas!!

Un beso soleado (aquí también)
:)

Rocio Ramos Morrison dijo...

gracia spor compartir hermana, y deja deja, sal a vivir el aire, la luz y aprovecha, que ese mini verano no dura mucho. te quiero y siemrpe me encanta leerte. CHio

Luna Carmesi dijo...

¿Sabes una cosa? Muchas veces leyendote me haces sonreir...
No sé...
Es que esta manera de escribir, hablando cotidianamente de una vida en un sitio como Alaska... Me hace sonreir... En serio, es una sensacion placentera leerte!

Besos!!

Blasfuemia dijo...

Me fascina leerte, hace poco vi una película "Off the map", que (en cierta forma) me recordó a ti. Personas viviendo "fuera del mapa", y disfrutando de cada respiración, de cada mirada, de cada gesto, de cada pequeño acontecimiento.. Construyendo la vida.

Seguiré esperando tus escritos y tus imágenes, porque me ... ¡¡me sienta tan bien pasarme por aquí!! ;)

geminisdespechada dijo...

anda que.. ahora la sierra eléctrica? qué peligro.. ;)

te diré que tus fotos me encantan, así que, por favor, aunque aproveches y salgas y no escribas tanto, sí, déjanos una fotito de vez en cuando pleeeaseeee

y lo del concierto me ha encantado, ya me gustaría ir a conciertos de diez personas en el masificado Madrid...

Besos!!

Anónimo dijo...

Hola cariño:
No sé nada de ti, además de tus post. Echo de menos un mensajito personal o un emilio en condiciones de marota.... Yo sigo sin internet en casa para chatear
un beso

Anónimo dijo...

Soy ana p.

Ivana Carina dijo...

Meiga!! Guapa!!
Que post más maravilloso!!!
La verdad que me transporto hacia Alaska con solo leerte, amiga!!!
Y me alegra tus nuevos talentos, el manejo de la sierra eléctrica, y lo de ser granjera! jajajajaa!
La verdad.... me dejaste maravillada con todo lo que contaste!!!!
Gracias por volver!! jejeje!
Y porfi! Aunque sea fotos quiero ver de ese paraíso!!!
Un besito para tu retoñito, para tu 1/2 naranja y otro para vos!!!

Irene dijo...

Hola Meiga, te invito a que pases por tu premio en mi gramola. saludos desde la Florida :)

Cariátides dijo...

Un saludo Meiga. Todo un descubrimiento el conocer tu blog, de la mano de Irene. Fui forofa de la serie Doctor en Alaska. Tus narraciones me devuelven a aquella mágica realidad de un lugar de la Tierra donde la vida te hace apreciarla a golpe de frío y de sus propias reglas.

Un saludo sureño. Aqui ya alcanzamos a diario los treinta y pico... y más bien tenemos la necesidad de evitar el sol a no ser que estés cerca de la playa.

El Rocío como cada año por Pentecostés se pone en marcha a tiro de bueyes y tractores que hacen avanzar las carriolas. Otro tipo de rocío al tuyo, otro deslizamiento de personas.

Sibyla dijo...

Me alegro mucho Meiga, que ya puedas hacer más vida, cara al exterior, disfrutando de la "primavera en Alaka", que como dices será casi como un invierno benigno de la Península.

El disfrutar de las relaciones sociales nos ayudan a sobrellevar mejor las tareas y el trabajo rutinario.

Cuando le pongáis nombres a las cabritas nos lo decís!
Seguro que Naím disfrutará como un loco...

Besitos llenos de flores aromáticas!:)

Fini dijo...

Eso, eso no dejes de actualizar, porque tu blog es de lo más interesante que leo... me gusta, me haces reflexionar y saber más de otras culturas que sino fuera por gente como tu o nefer-ivi, yo ni si quiera me hubiera planteado pensar cómo se vive tan lejos de nuestra tierra, y yo quejándome a menudo porque estoy a 1000 kms. de galicia, aysssss besos guapa!

Meiga en Alaska dijo...

Gracias a todas por vuestros comentarios.

CARLOTA: Gracias guapa. A tí, de nuevo, feliz cumpleaños. Un beso.

IRRE: Gracias a tí también por seguir volviendo por aquí, a pesar de las grandes ausencias. Un beso enorme.

CHIO: Un beso grandísimo, hermana hermosa.

LUNA: Me alegra ser capaz desde tan lejos, de poner una sonrisa en tu cara. Un beso sonriente.

BLASFUEMIA: Tendré que ver la peli. Aquí desde luego estamos totalmente "off the roads" aunque en los mapas sí aparecemos, claro. Me alegra que sigas pasando a pesar de las ausencias. Besos.

GEMINIS: Prometo que intentaré postear más a menudo, aunqeu sea una foto o dos si son pequeñas :) Besos.

MARI: Me habías confundido totalmente con eso de las "condiciones de marota." Menos mal que aclaraste quien eras, que así de anónima no te reconocía. A ver para cuando ese internet en casa, nena. Que me tienes todavíoa en ascuas sobre lo que tienes en estos momentos en tu vida... Te quiero, guapa.

IVANA: Gracias por volver tú también. Intentaré no desaparecer por tanto tiempo :) Besotes.

IRENE: Gracias por el detalle guapa. Un beso.

CARIATIDES: Gracias por pasarte por aquí de visita. Un saludo.

SIBYLA: Sí, es como un invierno benigno en muchas partes del mundo, y no veas lo que se agradece y el calorcito que pueden llegar a dar 10 grados al sol :) Besos.

FINI: Gracias guapa. Haré lo que pueda para actualizar más a menudo. Besos.

Belén dijo...

Además dicen que el agua y su sonido relajan así que... debe ser la bomba!

Y tu tranquila guapa, que ya nos conocemos y nos hacemos compañía todos... o que te crees?

Besicos

Rayco dijo...

Me ha encantado el relato. Con 10º ya podrás ir a algún lago a tomar el Sol en bikini, ¿no?

Me alegro muchísimo de que hayas hecho un invernadero y disfrutes con él, lamentablemente esas cosas ya no se ven con asiduidad.

Lo mejor, las cabritas, con sus cuernos y todo. Tengo que leer con calma la entrevista porque, a estas alturas, debes haberte dado cuenta de lo que me gusta Alaska.

circe dijo...

jo..no me canso de oir tus historias es que parece que hablas de mundos diferentes donde 10 grados es la mejor tenperatura que vais a tener!!!!!....Por aqui..parece que ya ha llegado la primavera....más vale tarde que nunca...Oye, preciosas las fotos..besos

Ad astra per aspera dijo...

meiga, cómo me gusta tu vida, donde vives, cómo nos lo cuentas! disfruta el buen tiempo! ah, soy desesperada! bicos.

Ñoco Le Bolo dijo...

Me transmites la idea de una vida nueva cada día. Cada copo de nieve que llega, cada copo que se deshiela, marcar el discurrir de un tiemppo que solo tú sabe comunicar, un tiempo de tierras extrañas para nosotros
"jodía"
Biquiños veñen e van.

Ana dijo...

Voy a ser reiterativa en mi comentario (porque siempre digo lo mismo y porque no soy la única que lo piensa): leerte es casi como estar ahí mismo!

En realidad es mucho más cómodo. Uno se transporta por un rato, y con tus palabras siente los aromas, las temperaturas, los ruidos, etc. Pero desde casa, y sin pasar ni tanto frío, ni ver tanto hielo, ni con tantas horas de no ver el sol.

Así que hoy agrego que la verdad lo tuyo es admirable, porque no debe ser nada fácil! Sin embargo se nota que lo disfrutás enormemente y eso transmitís.

Es genial cuando uno encuentra personas que se alegran de las pequeñas cosas, que disfrutan todo. Y evidentemente sos así. Te admiro!

Mi vida en 20 kg. dijo...

Que bien!!! toma todo tu tiempo, disfrutalo y llenate de energias, muchos saludos para ti.

Mi vida en 20 kg. dijo...

Nos comentamos juntas, me encantan las sincronizaciones jajaja...besos Meiga y a difrutar.

Malvada Bruja del Norte dijo...

No hay duda, sabes comunicar, transmites paz...y sí, yo también escuche el sonido del agua y el craquelar del hielo.
Espero que la amenaza no vaya en serio y no tardes mucho en contarnos más cositas.

Veca dijo...

Pues la verdad es que ya se echaba de menos tus escritos desde el Plo, no sé cauntas veces habré entrado estas semanas en tu blog y volver a cerrarlo sin leer ninguna novedad. Gracias por estar de vuelta.

Inuit dijo...

Es un placer haberte encontrado a través de los comentarios que haces en otros blogs. He disfrutado con cada una de las entradas y hoy me animo a dejarte el comentario.Te leo con interés y aprendizaje.
Auroras luminosas

Meiga en Alaska dijo...

BELEN: Pues sí. Ahora mismo tengo dos "riachuelos" fluyendo por dentro de mi invernadero y es un gusto estar ahí dentro oyendo el sonido del agua correr. Eso sí, como siga corriendo mucho más, en cualquier momento empieza a inundarse, así que ya veremos si sigo tan contenta con el agua dentro de unos días, jejej... Besitos.

RAYCO: Sí, como que ya me había percatado de tu interés por Alaska :) Un beso.

CIRCE: Espero que la temperatura suba más de 10 grados durante el verano!! El anõ pasado llegamos a los 27, así que no está tan mal. Eso sí, ahora es perfecto porque no hay un solo mosquito, en un mes, ya verás, ya. Besos.

AD ASTRA PER ASPERA: Sí, sí, ya sabía de tu cambio de identidad :) Si es qeu no es fácil seguirte la pista a tí. Besos.

ÑOQUIÑO: Gracias por esas palabras tan lindas. Besos.

ANA: Gracias guapa. También tengo mis días malos donde no soy capaz de encontrarle nada hermoso a nada. Pero, con esa intención empecé el blog, para aprender a amar este lugar y verle lo hermoso. Y me ha funcionado muy bien, la verdad. Gracias por tu participación en esta aventura. Besos.

FER: jejejeje... Besos :)

BRUJA DEL NORTE: Espero no tardar otro mes en actualizar, desde luego. Aunque sean cositas pequeñas, espero seguir compartiendo. Besos.

VECA: Vaya, mujer, siento qeu te hayas dado todo el paseo hasta aquí, para encontrarlo sin novedad :) Besos.

INUIT: Gracias a ti por tus visitas. Me intriga tu nombre. Aquí no hay Inuits, sino Yupiks. Pasaré a visitarte. Un saludo.

Gracias a todos por visitarme y dejarme una huella de vuestro paso por aquí.

Rayco dijo...

Si algún día encuentro trabajo (antes mejor lo busco) en Alaska, haré un blog como el tuyo, pero de menos calidad claro jajaja.

irene dijo...

Que gustazo me ha producido el sonido del agua después de ese silencio de quietud que da la nieve...
queroche tanto!!!

Vilo dijo...

Como siempre tan vital, y descubriéndonos tu pequeño universo -tan grande como solo puede serlo Alaska, por supuesto :) -.

Dices bien: tu a lo que más desees y tengas como prioritario. Eso sí, vete poniendo imágenes, que al menos te sintamos próxima aunque no estés por aquí cuanto desearías.

Venga, chica! Un buen deshielo!

camileando dijo...

bienvenida de vuelta al cybermundo. Y supongo que esta bien ausentarse un tiempo, especialmente con todas las cosas que tienes para hacer en el exterior. Se ve todo muy lindo. Es bueno saber que no escribes porque estás entretenida y ocupada, y no porque estas enferma o triste. Muchos saludos.

Enrique Páez dijo...

Anda que no te echábamos de menos. Un poco más y vamos allí a buscarte, a ver en qué igloo estabas escondida. Besos.

EVA dijo...

Hola Guapa!

La entrevista no me da tiempo leerla ahora, tengo que ir a trabajar...la dejaré para la noche......

Cómo me gusta leer tus experiencias...me está empezando a flipar Alaska como para vivir un tiempo...se entiende...
...aquí empiezo a amodorrarme, aunque con los chillíos de los niñacos me despierto.
....entonces profe también?...o quizás, lo he entendido mal...tu David? ah, el músico......

Bueno niña, me tengo que ir....disfruta que los mosquitos están ahí....

Besazos y abrazos
Ah, dale un beso a "nieve" la cabra de Heidi xD

Nuria dijo...

Gracias a ti Miriam. Nos has ayudado a conocer un poco màs de ti y cómo puede uno vivir en Alaska sin morir en el intento.
Un abrazo

alberto dijo...

Aquí permaneceremos esperando que lleguen las nieves de nuevo y te recluyan en la cuava, para que nos obsequies de nuevo con tus fantásticos relatos.

Disfruta de la primavera.

la granota dijo...

Viviendo en un sitio en el que apenas hace un poco más de frio en invierno y un poco más de calor en verano, uno de mis sueños sería pasar un año en un lugar con estaciones de verdad, como en mis libros de texto de niña. Gracias por hacerme oler la primavera.

Ignacio Bermejo dijo...

Que fotos tan bonitas las del post. Felicidades. ¿Sabes? Vi tu foto personal en algún post y me recordaste a la prota de la pelicula El tercer milagro. Fue por lo que decidí buscarte. Obviamente no eres ella, pero tu blog es muy interesante. Felicidades. Vendré amenudo si no te importa.
Un beso

fantasía dijo...

¡Jo! Leerte ha sido como abrir un libro de otra época. Me cuesta trabajor imaginar cómo es la vida en alaska y tú me lo has puesto bastante fácil. Te leía y me decía: esta brujita, digo, meiga... es un encanto de mujer. Gallega tenía que ser ;)
Besitos desde muy cerquita de tu tierra

Maria dijo...

Aprecio mucho este blog. Me encanta leer tus experiencias en Alaska, haces que el mundo parezca más pequeño y que lo inaudito parezca cotidiano. Mientras estás ocupada con el deshielo y las altas temperaturas (¡ja!)continuaré leyendo los posts anteriores que me faltan por leer. Dentro de nada cuando la temperatura alcance los 40º me acordaré de ti para refrescarme mentalmente. Saludos desde Madrid.

Meiga en Alaska dijo...

RAYCO: Pues nada, búscatelo cerca de Aniak, así nos conocemos en persona :) Besotes.

IRENE: Y yo a tí, mi Sherezade ;)

VILO: Gracias por los buenos deseos. Mantendré el blog lo más actualizado que me permitan mis obligaciones de maruja, madre, esposa, hortelana, cabrera, artesana, profe de yoga, fotógrafa... Besos.

CAMILEANDO: No, no, de enferma nada y triste tampoco. A ratos sí, pero como todo el mundo :) Un beso.

ENRIQUE: Mira, igual de la selva pueden traerlos a Alaska a los chicos :) Eso sería un giro radical a la novela, aunque no sé yo que harían aquí, pero bueno... Besos

EVA: Calla calla, que David ya vió ayer un mosquito en el bosque. Y en cuanto aparece el primero, los otros le siguen en un pis pas. Besos.

NURIA: Otro abrazo para tí, guapa.

ALBERTO: Gracias majo. Un besote.

LA GRANOTA: Bueno, aquí lo de estaciones "de verdad" no sé si existe tampoco. Pero desde luego cambios drásticos de temperaturas sí. Ponle que puede haber fácilmente unos 80 grados de diferencia entre lo peor del invierno y lo más caliente del verano. Besos.

IGNACIO: Pues no he visto esa película. Tendré que buscarla, ya me ha entrado curiosidad. Bienvenido siempre que quieras. Besos.

FANTASIA: Gracias, guapa. Para encanto, tú :) Besos.

MARIA: Gracias por pasarte por aquí y dejarme tus palabras. he pasado de refilón por tu blog, pero tengo qeu mirarlo con más detenimiento porque me ha parecido super interesante. Los dos, vaya. Bienvenida y muchos besos.

E dijo...

Bruja hermosa

pues mira que la vida es linda, y me lleva de Madrid al Cairo pasando directo a Alaska en una hora de nuestro tiempo. Vaya experiencias! Y dije "nuestro tiempo"! creo que, aunque cada quien vida tiempos distintos compartimos el blogtime que nos une.
Como algo mágico también me une a gallegas maravillosas..wherever they are.
los mexores conxuros para tu nueva primavera!
E

mariajo dijo...

Transmites cariño, sentimientos y Vida en tus escritos. Y muy bien estructurados. Me sigue encantando leerte. Siempre es un placer.

Me alegro que tus ausencias sean para disfrutar del "buen tiempo", aunque egoistamente claro que te querriamos por aquí contándonos cosas un poquito más de tiempo. Pero el cariño no es egoismo, así que sal, diviértete, disfruta de ese aire y esa vida de intenso aprendizaje que transmites que respiras a bocanadas, y escribe sólo cuando te apetezca o cuando caigan chuzos de punta y no haya manera de asomar la nariz a la puerta, jaja ;)

Un abrazo!,

Gwynette dijo...

Hummm..huelo la primavera! :-)
...són tan "exóticos" tus posts.. =_O

..por aquí lluvias mil, he vuelto a poner la calefacción y mi perra está deprimida por culpa de la luvia :-(

Que bellas foticos !!! =_O

Besitos, meiga

Pau Llanes dijo...

DESPEDIDA: Vengo a despedirme… Fue un placer leerte y saber que alguna vez también tú leíste los textos de Pau Llanes… Un saludo fraternal y un abrazo cómplice… Pau

<< Lolylla >> dijo...

Hola meiga, me gusta leerte aunque pocas veces dejo comentarios, me parece muy interesante lo que nos cuentas, seguir esas aventuras por tan lejos de nuestra galicia.

Aprovecha los dias buenos a tope

Un saudiño!

Gwynette dijo...

Tengo unas fotos que sólo son para ti, he intentado mandarlos por tu correo/blog pero no deja colocar imágenes, ays!. Bueno, algún día te las pondré en mi blog como post...:-)

Besines

Sibyla dijo...

Hola querida Meiga!

Vengo a dejarte un abrazo, pues te he visto comentar en un blog de Egipto.
Veo que este mundo es como un pequeño pañuelo, donde nos encontramos para regalarnos cariño.

Mil besos, y que todo marche bien!