jueves, octubre 9

Se acabó lo que se daba




Sí, ya definitivamente, se acabó el otoño. Otoño que, dicho sea de paso, este año ha durado exactamente diecisiete días. Y es que así es la cosa, tanto la primavera como el otoño duran lo que les deja el invierno, o sea, aproximadamente un mes. Semana más, semana menos. Cuando de repente amaneces a 10 grados bajo cero y cae una nevada de palmo y medio en menos de 12 horas, eso es que ya ha llegado de golpe y porrazo el invierno, así sin avisar y por la puerta de atrás. El calendario puede decir misa.

Por suerte, la semana pasada pudimos aún dedicarle unos días a la última de las actividades de subsistencia de la temporada: la recogida de frutos del bosque. Evidentemente nos perdimos lo mejor durante todo el mes de septiembre, pero aún así algo hicimos a finales de agosto y en esta primera semana de Octubre.

Como todas las actividades de subsistencia, ésta también tiene un género concreto. La caza y descuartizamiento inicial del animal es tarea de hombres, luego lo termina la mujer. La pesca también es cosa de hombres, pero la limpieza y preparado del pescado la realizan íntegramente las mujeres. La recogida de bayas, en cambio, es una actividad principalmente de mujeres. Los hombres acompañan para llevar el rifle, por eso de si hay que pelearse con un oso por las bayas.

Al menos eso es lo que hace todo el mundo. Todo el mundo, menos mi amiga Eleanor, por lo que parece. Claro, que de eso sólo me enteré cuando ya no había marcha atrás. "Nadie quiere venir a recoger bayas conmigo porque no llevo hombre ni rifle," me suelta así como si nada, cuando ya era obvio que nuestro galante barquero se había largado con viento fresco y no aparecería hasta pasadas cuatro horas. No, no se le ocurrió avisarme antes de ese pequeño detalle. Así que no me quedó más remedio que hacer de tripas corazón, encomendarme a todas las divinidades del cielo y del olimpo, y enfrascarme en la recolección de arándanos rastreros salvajes y té de tundra mientras miraba por encima del hombro a cada rato. Tuvimos suerte, no vimos osos.

Volví con ella a la tundra otra vez, eso sí, esta vez con mi spray anti-osos en el bolsillo, toda valiente yo. Menos mal que no tuve que utilizarlo, porque seguro que de los nervios hubiese acabado apuntándome a mí misma. Y eso sí que hubiese sido un lío y de los gordos. Con lo que mi temporada de recogida de bayas en la tundra pasó sin pena ni gloria, ni aventuras extraordinarias que contarles a los nietos a su debido tiempo.

Uno de los usos más comunes de las bayas y a la vez postre favorito indiscutible de la gente del lugar es el "akutaq", también llamado helado esquimal. Eso sí, de helado no tiene nada. Los ingredientes son: pescado blanco, arándanos, azúcar, y grasa. Tradicionalmente la grasa que se usa es de animal, pero hoy en día la vida moderna lo ha sustituido por un aceite vegetal sólido de lo más artificial llamado Crisco. Hay gente que considera el akutaq como una exquisitez. Yo, aunque lo he intentado varias veces, lo siento pero no puedo con el Crisco.


Otro plato curioso es el llamado "akutaq de ratón." En este caso, lo que se recogen no son bayas, sino ciertas raíces que tienen un característico sabor muy dulce. Lo curioso es que no se consiguen directamente de las plantas, sino asaltando los nidos de los ratones de campo, que diligentemente las han estado almacenando durante todo el verano. La gente suele coger sólo una parte de lo almacenado por el ratón y en los casos más generosos sustituirlo por otra cosa que también sea comestible para el animal. A David le encantó el año pasado, pero yo no fui capaz de probarlo cuando tuve oportunidad, me daba demasiado asco pensar que ya lo había masticado un ratón. Hoy por hoy, igual me atrevería, siendo que ya estoy bastante más asilvestrada.

Nosotros en casa, no hacemos akutaq, ni le robamos comida a los ratones. Sin embargo hacemos tarros y tarros de deliciosa mermelada de arándanos azules, rojos y negros, frambuesas, y rosa mosqueta. A ver si nos duran todo el invierno.

Y con esto ponemos fin de un plumazo al verano y el otoño en Alaska. Con ellos se van los días largos y la actividad incesante. No ha habido tiempo de despedidas. A veces pasan así las cosas, de golpe, sin lentas y meditadas transiciones.

Este invierno será diferente al anterior en muchos aspectos, aunque no adelantaré acontecimientos. Espero, sin embargo, que sea igual de hermoso y que traiga consigo mucha paz interior y muchas oportunidades de experimentar cosas nuevas.

42 comentarios:

JOAKO dijo...

¡"ni aventuras extraordinarias que contarles a los nietos a su debido tiempo."!
No me puedo creer que digas esto, creo que si hay alguién conectado a la tierra y que corre aventuras de todos los blogs que visito, esa eres tú.
Yo lo pruevo todo, todo lo que puedo, en los montes de León me han hecho sopas de ajos, previamente masticados estos ajos por una chiquilla de siete u ocho años, y luego escupidos directamente sobre la escudilla donde se hacia al fuego la sopa.Tambien he comido topo (topillos de agua) típico de Guadalajara (no se si has leido las Ratas de Delibes, pues eso),he comido hormigas, grillos, saltamontes (saben a ¡pipas de girasol!), alacranes (los insectos casi todos en una feria de alimentación, era una demostración de un cocinero vasco) y todo lo que ha caido en mis fauces.

ana p. dijo...

La verdad no es que me considere alguien muy escrupulosa, pero después de leerte se me han ido las ganas de comer a esta hora del mediodía.
Dicen que p´al hambre no hay pan duro, y así será, supongo, pero la educación de los paladares es algo que lleva su tiempo y en lo que no hay mucho que la voluntad pueda hacer para que te gusten o no determinadas cosas.
Mi espíritu aventurero no llega a contraponerse con mis apetencias. Quizás porque nunca me he visto en la necesidad de comerme a un ser humano, un bicho inmundo o algo en descomposición. Por todo esto me considero afortunada, agradecida, al no tener que adaptarme o evolucionar a formas más rupestres de existencia... Está muy claro que cada uno es según las circunstacias y el ser humano es una plaga por su gran capacidad de adaptación.... Yo supongo que no subsistiría.
Como tú me quedo con las mermeladas de arándanos y mosqueta con un buen pan hecho en un horno de hogar.... Besos cariño

la granota dijo...

Siento unas ciertas dosis de envidia sana... Que no tendrás qué contarle a tus nietos, dices. Pobres nietos!!

nanuk dijo...

Besos bajo el hielo. Y sí, también desde un cabaret ambulante.
;P

Marcoiris dijo...

La verdad que la vida en lugares extremos te hace cuestionarte las cosas, especialmente aquellas que das por hecho cuando estabas en tu entorno de siempre.
Nosotros somos vegetarianos, no se si sería posible serlo en Alaska.
Imagino que si, pero de alguna manera se podría decir que iriamos contracorriente popular por lo que leo. Creo que el consumo debe ser un poco acorde a nuestro entorno. Lo estais haciendo bien. En las zonas montañosas y frias esta mucho mas justificado comer carne y pescado, especialmente si lo cazas o pescas para tu propio consumo. Nada que ver con el consumo habitual del super me imagino. Es volver un poco a los orígenes...

Me encantan los arándonos, recuerdo nuestras recolecciones en Asturias. Que ricas las mermeladas!!

Me gustaria mucho ver un oso, tiene que ser muy especial. No se si hay muchas muertes. Vi la pelicula del hombre que paso tanto tiempo en Alaska con ellos y acabó muerto, fue muy entrañable.
Un besin Meiga!

Belén dijo...

Jo, acabo de comer y ya me está entrando el hambre otra vez jajajajajjajajajaja

Bueno, siempre que leo tus escritos hay algo que me llama la atención bien por lo curioso, bien por la naturalidad con lo que lo escribes...

sray anti osos????

Besicos

coro dijo...

Yo también me he reído con lo de ninguna aventura extraordinaria para contar a tus nietos y pensaba ¿más extraordinario que ir a por frutos en un lugar donde pueden aparecer osos sin avisar como el invierno, sin rifle, man o algo semejante...? jajajajaja... eres la pera meiga... Por cierto que la última vez que entró en mi casa un ratoncito de campo le dije a mi santo: o el inquilino o yo, fíjate si encima le voy a andar en su comida... morro!!!!

Meiga en Alaska dijo...

JOAKO: En Alaska, la palabra "exrtaordinario" toma otra dimensión. Aquí lo ordinario es salir al monte listo para poder encontrarte osos, y lo extraordinario es encontrártelos. Bueno, e incluso para algunas personas que pasan mucho tiempo en el monte, se torna ordinario :) Así que todo es cuestión de perspectiva. Uy, no sé yo si sería capaz de comerme un alacrán, la verdad. Un besazo.

ANA: Supongo que la genética también influye en lo de acostumbrarte el paladar. Si por generaciones tu familia come comida de ratón, pues acaba siendo lo más normal del mundo. Y eso no es lo peor, mari. Creo que lo que más asco me da y que dudo mucho que pruebe jamás son las cabezas podridas de pescado. Lo que oyes, las entierran, dejan que se pudran, y luego las desentierran y se las comen. Otra exquisitez, según los locales. Uffffff... Un biquiño, cariño.

LA GRANOTA: Jejejejeje... mujer, de ese día, que no vinieron osos. Del resto, seguro que los nietos acaban hasta el moño, pero me apostaría a que el cuenta-historias acabará siendo el abuelo y no yo, que David tiene un cuento...

NANUK: Besos de regreso apra tí.

MARCOIRIS: Todo es posible, incluso ser vegetariano en Alaska. Eso sí, a la vez tendríais que ser millonarios, porque en el pueblo un repollo cuesta $10, un pimiento $5, y medio kilo de cerezas $20. Por poner ejemplos. Para comprar fuera, o compras por Internet en Fred Meyer u otro ditio similar (en Alaska no hay Whole Foods ni nada de eso) y te envían las verduras por correo, o te vas a cada rato a Anchorage en avión a comprar verduras. La decisión de ser o no ser vegetariano es totalmente personal y aquí conllevaría mucho más esfuerzo y un gasto extra de dinero y carburante. Sobre los osos, pues ataques a humanos se oyen todos los años, pero como la gente sale con armas al monte, supongo que muchos de los ataques acaban con la muerte del oso, más que con la del humano. Un abrazo.

BELEN: Hambre????????? dios, mira que eres rara, niña :))) Si, spray anti-osos, es como el anti-violadores, pero mucho más grande. Vamos, para dejar al oso con los ojos fatal y poder huir mientras tanto. Espero no tener que usarlo nunca, porque además no puedes usarlo a más de 2 metros del oso y hay que asegurarse de que tienes el viento a favor. En mi opinió son demasiadas cosas a tener en cuenta en el momento en que aparece un oso. Te imaginas dando vueltas a dos metros de un oso para colocarte en el lugar adecuado? NI de coña. Besos, chula.

CORO: Claro, pero como le dije arriba a Joako, eso aquí es lo "ordinario." Las perspectivas cambian cuando llevas ya un año y medio en un sitio como este. A mí me encantan lso ratoncitos, será qeu como desde niña tuve hamsters en casa, nunca me dieron asco. Las ratas, ya son otro cantar. Besos.

dijo...

A mi me das mucha envidia, lo he dicho muchas veces... aunque no sé si resistiría, pero te envidio ese andar tan cerca de la naturaleza y del tiempo.

Ana dijo...

Deberías montar una empresa de dulces y exportarlos al mundo, me diste un antojo bárbaro... yo te compraría!

Quique dijo...

Joder, te leo y me viene a la mente aquellas historias de la tele de daniel blom (¿se decía así). Daniel blom, saca la escopeta y hace pum.

Un abrazo

dijo...

jajaja, el comentario de Quique es muy bueno... XDDDD

Daniel Blum, saca la escopeta y hace pum!

qué era eso?

Carlota dijo...

Las mermeladas las probaría (me llamó la atención la rosa de mosqueta como ingrediente :)), ahora, eso hecho con las raices de los ratones, uff... lo otro sí, al menos sí lo probaría, el helado que no es helado... muy bueno el espray anti osos, jaja... un beso, guapa.

rose dijo...

Hola meiguiña!! lo primero gracias por pasarte por mi casa,ha sido toda una sorpresa...por aquí,en Asturies, seguimos pañando castañes así seguimos en pleno otoño...la mermelada de cramberries y demás berries la probé tiempo ha en Oscos,(de donde ye el mi home) y la considero una delicatessen...leer tu blog me pone a viajar,va aser verdá que yes meiga tú!!
bicos.

Marcela dijo...

Hola Meiguinha:
Después de nuestro cruce de correos me vine a tu blog (que no sabía que existía) y me he quedado horas fascinada leyéndolo. Me lo leí de cabo a rabo desde el primero hasta el último y en orden cronológico (mi alma de académica no puede conmigo).
Voy corriendo a decirle al Juano que se ponga a leerlo, porque, niña, es que no tiene desperdicio. Me has hecho reir, llorar y temblar con la perspectiva de perderme en el bosque y encontrarme un oso en serio, no lo de los peluches, claro. Incluso recordé bastante bien la sensación esa que describes del congelamiento nasal, que he tenido una o dos veces aquí en Chicago donde no llegamos realmente más allá de los 20 bajo cero (y no todos los años).
Y a esta lectora empedernida le ha asombrado, más que la aventura, que no es decir poco, la luz que emiten tus palabras.
Ole por tí, meiga!
PS: lo de la ensalada de ratones (:D) es como lo del mate (o el Dr. Pepper) un gusto adquirido. Eso sí, leyendo lo de los salmones (que es mi carne favorita, ahumado, hervido, asado, y como venga) me ha entrado como un apetito que voy a ver si me queda algún filet en el freezer.
Reencontrarte es siempre un placer, amiga, pero reencontrarte con esa fuerza y esa paz interior, me ha iluminado totalmente este día.
Gracias.

Mi vida en 20 kg. dijo...

No dejo de sorprenderme cada vez que te leo, yo que vivo en esta selva de cemento, no se si podria con tanta naturalidad...ya te he contado que algo experimente en el Sur de Chile, pero nada parecido a esto....espero tengas un invierno tranquilo, lleno de mermeladas ricas y muchas cosas para hacer....

Un beso

Anónimo dijo...

Meiga, hay algo que te apetezca que te lo pueda mandar desde unos de los "lower 48"?
Lola

Isabel dijo...

No sé si empìezas, con ganas o no, el anticipado invierno de Alaska,meiga;pero ya debes tomarlo como un viejo amigo,aunque a veces resulte quizás complicado o incluso tedioso,no sé.
De todas formas,si hablamos de perspectivas,las cosas que nos cuentas en tu blog,para los que no tenemos ni idea de lo que supone vivir en esa tierra, es tal y como dice Quique,que por lo que él recuerda de Daniel Boone, debe estar más o menos rondando mi edad jaja.
Leer tu blog es meterse de lleno en un libro apasionante de viajes y aventuras lejanas,amiga.
Así que con poco que nos cuentes difrutamos un montón; no lo olvides.
Te dejo un abrazo todavía otoñal y mi cariño.:-)
Que tengas una feliz y relajada estación.

Meiga en Alaska dijo...

SÁ: Estoy segura de que resistirías, porque las personas somos sobre todo resistentes. Y como muestra un botón. Besos.

ANA: No sé yo una empresa de akutaq de ratón qué tanto éxito tendría fuera de Alaska :) Un besote.

QUIQUE: Pum catapum chispum! Besos

CARLOTA: Pues la de mosqueta está riquísima y además tiene una de vitamina C que ni te cuento :) Besos.

ROSE: De nada mujer. Cuando tengo el tiempo me gusta pasarme por los blogs de todos los que me visitais, y cuando no lo tengo intento al menos visitar los de la familia y amigos más cercanos, y cuando puedo voy colando otros con cuentagotas. Ahora que llega el invierno, tendré mucho más tiempo para andar de visita :) Besos.

MARCELA: Me has emocionao, hija de mi vida por dios :) Qué bien que me hayas leido y cómo me alegro de que lo hayas disfrutado tanto. Por cierto, que sepas que mi congelador tamanno inmenso está repelto de salmón, digo, por si te apetece pasarte por Alaska unos días de visita :) Un besazo, guapa.

FER: Ves? Yo a estas alturas creo que no podría con una selva de cemento, y menos con una como el Cairo. Me he asilvestrado demasiado :) Besos.

LOLA: Gracia spor el ofrecimiento, ahora no se me ocurre nada :) Lo buenos de esta vida tan aislada es que el número de necesidades decrece dramáticamente. Un beso y gracias de nuevo.

Meiga en Alaska dijo...

ISABEL: Que te colaste cuando estaba escribiendo y casi te pierdo :) Tienes razón, el invierno trae sentimientos encontrados, pero mayormente son agradables. Eso sí, este invierno se avecina tan diferente al anterior en varios aspectos que aún no sémuy bien cómo tomármelo. De momento, día a día. Besos.

mreina dijo...

¡Que vida apasionante¡ me encanta como lo cuentas, me podria imaginar a mi misma en el relato¡ jejejeje

Irreverens dijo...

Cómo me gusta aprender a través de ti, Meiga.
:)
Que el invierno te pille con toda la recolecta bien hecha y los ánimos por las nubes.

Un besazo demasiado atareado pero besazo al fin y al cabo.
:D

geminisdespechada dijo...

qué asquito!! no te comas eso de los ratones no vaya a ser que tu estómago no esté preparado todavía.. arg!! mi mente no lo está..

Meiga en Alaska dijo...

MREINA: Me alegro que lo disfrutes, guapa. un beso.

IRRE: Como me gusta que puedas aprender cosas aquí, niña :) Y no te preocupes, la recolecta ya está completita, la semana pasada terinamos con las bayas y las coles de bruselas. Ahora a comerse lo almacenado :) Besotes

GEMINITAS: NO te preocupes, que no creo que vaya a tner muchas ganas este invierno de comer comida de ratón :) Besazos

Arcángel Mirón dijo...

Meiga, siempre me gusta venir a tu casa virtual y ver las novedades que nos ofrecés, porque para vos será lo normal, pero para mí es la entrada a un mundo desconocido y maravilloso.

Paseando por tu nube dijo...

Ay amiga, nos busque mas, "aventura eres tú!!"
Me encanta leerte, consigues que tus lectores nos metamos tanto en tus historias diarias que yo hasta siento el frio, el miedo a los osos o el asco por el Crisco.
Sigue, sigue, mas, y mas largo pues te leo con tanta ansia que termino rapidamente cada relato que nos vas dejando.
Un beso calido para ese principio de frio invierno

Ñoco Le Bolo dijo...

¡Vamos, vamos, vamos!
¡Donde esté un buen caldo gallego!
¿hay unto de oso?
Yo te mandaría unas berzas de las mías (solo tengo cinco, pero alguna hoja...)
Anda, no comas esas cochinadas y prepara un buen lacón con grelos.

Bicos bicos

alberto dijo...

akutaq de ratón, va a ser que no!

Cambiarle la comida al ratón!!! pensé, ¿porqué dejarle otra comida si con robársela basta?, pero claro, si no tiene comida se muere de frío, y no es por pena, que no que no, que no puede volver a recolectar al año siguiente, pero mira que somo segoistas, jajajaja

un cálido abrazo

Ana dijo...

Esas mermeladas deben estar deliciosas y me encantaría probar la de rosa mosqueta, de la cual únicamente conocía su utilidad como cicatrizante genial. Es curioso eso de las costumbres y de lo que es o no habitual en cada rincón del mundo, tanto culinarias como lo de ser ordinario salir al bosque dispuesto a encontrar un oso y llevar un spray anti-osos!! Realmente, es otro mundo....
Besitos Meiga

Gwynette dijo...

Te leo y lo estoy viendo claramente como en un película..no se si ya te lo dije alguna otra vez.
Hará frio pero encuentro cálido todo lo de tu alrededor, dentro de la casa, claro, entre tarros de cristal de colores vinosos cocinando en una cocina calentita -"tenemos" perro?- y tu familia alrededor,las luces de la casa doradas y afuera hace un frío que pela..no es de lo más agradable para nosotros pobre rutinarios?
Haberlo vivido..que aventura!
-y ni hablar del akutaq de ratón, ay, que ajco!-

Besitos para ti, wapa

√ Lolylla √ dijo...

Siempre es un placer leer tus aventuras por esos lares, a disfrutar!!

un abraciño meiga!

Cris dijo...

Hola Meiga, que ya he tenido un ratito para leerte. Pues fijate lo que son las diferencias culturales. En Espanya, pues ahi una parte de mi familia te llevaría a la huerta a que veas los pimientos de este anyo... Lo que necesitarías es un spary-anti-pesadodelpuebloconganasdehablar. Es que si te lo encuentras sin estar preparada no es una muerte atroz asi como un sopapo de un oso, no, es una muerte lenta hasta que no puedes más y te derrumbas sin sentido con los pimientos en la mano!

Ya nos contarás que tal te salieron las conservas de frutas de este anyo! Mmmmmmm

Madame Vaudeville dijo...

Dónde estaaaaaaa!!! Se le echa de menooooooossss!!!! Meiga, meiguiña, meiga, vuelvaaaaaaaaaaa!!! Bicos ricos

peke dijo...

Estupendo, coma sempre. Un pracer.

elimary dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
elimary dijo...

Estuve en mi tierra una temporada larga por vacaciones y me he vuelto hace unos días a mi "exilio" del sur. Estaba un poquito desanimada hasta que me acordé de ti, de Alaska y de lo que es estar "lejos" de verdad... y lo interesante que haces que parezca!!. Me encanta tu blog, Meiga.
Otra cosa, a mi si me gustaría probar los dulces de los que hablas en el post. Un día que no se te ocurra qué escribir podías ponernos alguna receta Alaskeña.
Un abrazo.

batzk dijo...

Que blog tan increible!
Apenas lo he descubierto, pero me he leido casi todo de un jalon. Nos muestras una vida que seguramente nadie tendremos la oportunidad de vivir.
A todo se puede uno acostumbrar, o mejor dicho, adecuar.
Por cierto, tus fotos estan lindisimas.

Meiga en Alaska dijo...

GILDA: Siempre eres bienvenida aquí, lo sabes :) Un beso.

PASEANDO POR TU NUBE: Jajajaja... desde luego eso me lo dice alguien hace dos años y me meo de la risa, lo de que aventura soy yo. Lo que son las cosas. Un besazo.

ÑOCO: Pos mira, me cuentan que sí, que el unto de oso se usa mucho... yo he probado el de foca, que está muy rico para untar el salmón ahumado, pero el de oso no. Bicos.

ALBERTO: Mucha lógica tiene tu razonamiento. Será por eso qeu se molestan en reponerle al pobre ratón sus existencias. Un beso.

ANA: Lo de la rosa mosqueta parece que es la gran maravilla y que tiene múltiples usos. Lo que tiene es una cantidad de vitamina C tremenda, por lo que me cuentan. Besos.

GWYNETTE: Sí, tenemos perro, Randi. Por ahí abajo hay una entrada sobre él, cuando pasó a formar parte de la familia como en Enero. Y sí, la casa desde luego es cálida, el fuego siempre encendido ayuda mucho. Un besote.

LOLYLLA: Siempre es un placer verte por aquí :) Besos.

CRIS: Jajajajajajaja... pues no sé si se han inventado speays para eso, pero lo mejor es simplemente el desconecte cerebral o un sorprendido: "Uy, que tarde se me ha hechoooo... adiós" sin darles tiempo ni a reaccionar. Un besote y encnatada de verte de nuevo por aquí

MADAME: Aquí estoy, ni me había dado cuenta de la de días qeu han pasado sin escribir ni una letra. Ando un poco en otro mundo estos días. Pero ya regreso, ya. Besos.

PEKE: Gracias, guapa. Bicos.

ELIMARY: No es más que actitud mental. También hay días en que daría lo que fuera por vivir más cerca de los míos, no te creas. Un besote.

BATZK: Guau, que te lo hayas leido entero me alucina, gracias. Un beso y cuando quieras apsarte denuevo por aquí, ya sabes, la puerta siempre está abierta y el fuego encendido, estemos o no en casa en ese momento. Adelante y busca por ahí unas zapatillas para sentirte como en casa. Besos.

ITACA dijo...

la primavera suele durar menos, pero el otoño aún durará un poquito, con lo bonito que es el otoño, con las hojas cayendo de los árboles, los vientos que anuncian el invierno, la lluvia de la balada en otroño de Serrat, ese canto triste de melancolía

Anónimo dijo...

[url=http://firgonbares.net/][img]http://firgonbares.net/img-add/euro2.jpg[/img][/url]
[b]best software store, [url=http://firgonbares.net/]spyware software downloads[/url]
[url=http://firgonbares.net/][/url] coreldraw x3 graphics suite activation discount on software
buy dvd burner software [url=http://firgonbares.net/]ms office 2003 key[/url] cheapest adobe software
[url=http://firgonbares.net/]buy a software[/url] teacher educational software solutions
[url=http://firgonbares.net/]adobe acrobat reader 9 wont launch[/url] how do i download acdsee 9
download windows xp [url=http://firgonbares.net/]adobe photoshop cs4 academic version[/b]

Anónimo dijo...

[url=http://murudobaros.net/][img]http://murudobaros.net/img-add/euro2.jpg[/img][/url]
[b]charity discount software, [url=http://murudobaros.net/]bootleg software filemaker pro[/url]
[url=http://murudobaros.net/]discount adobe software[/url] cheap computer software microsoft finance software
accounting software reseller [url=http://murudobaros.net/]how to remove glare in adobe photoshop cs3[/url] software market in canada
[url=http://murudobaros.net/]deactivate adobe software[/url] software cd shop
[url=http://murudobaros.net/]windows vista wallpaper[/url] discount microsoft office 2003
student software prices [url=http://murudobaros.net/]i buy photoshop[/b]

Anónimo dijo...

[url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/ganardinero.jpg[/img][/url]
[b]Estas buscando formas de ganar dinero[/b]
Hemos hallado la mejor pagina web en internet de como ganar dinero. Como fue de interes para nosotros, tambien les puede ser de utilidad a ustedes. No son unicamente formas de ganar dinero con su pagina web, hay todo tipo de metodos para ganar dinero en internet...
[b][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url]Te recomendamos entrar a [url=http://www.ganar-dinero-ya.com/]Ganar-dinero-ya.com[/url][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url][/b]