viernes, septiembre 11

Pesca de subsistencia




Por este verano, se acabó la pesca. Algún que otro optimista aún pasa ratos a la vera del río, no sé bien si pescando salmones, o tal vez un resfriado con categoría de gripe porcina, que dicen que ya ha llegado hasta el pueblo. Pero lo que soy yo, me he retirado; por este verano, y hasta quién sabe cuando, porque la etapa de Alaska ya va tocando a su fin.

El primer verano que pasé aquí, el proceso de la pesca de subsistencia y el consiguiente ahumado, lo hizo mayoritariamente David, acompañado de su amigo David. Sí, medio pueblo se llama David, son así de originales. Con la excusa de Naím, que de aquella tenía poco más de un añito, me libré de pasarme horas y horas limpiando pescado a la orilla del río, con las manos congeladas y devorada por los mosquitos. No me hacía mucha gracia el plan, lo confieso, y es que de aquella yo aún era una chica de ciudad. El segundo verano, aunque ya bastante más asilvestrada, los mosquitos pudieron de nuevo conmigo y huí despavorida con mi niño a mi paraíso de la costa gallega. Ahí al menos los mosquitos salen a horas decentes y no incordian demasiado. Cuando regresé disfruté mucho pescando, pero el trabajo duro del ahumado ya lo habían hecho de nuevo los Davides. Este tercer verano, en cambio, me lo tragué enterito y confieso que lo disfruté como una enana, con mosquitos y todo. Lo cual me hace preguntarme si volveré a ser alguna vez la chica de ciudad que yo era hace tres años.

En esta zona de la Alaska rural, a la que por cierto y dicho sea de paso, "Españoles en el Mundo" no quiso acercarse por quedarles un poquito a desmano de la zona civilizada, puedes legalmente hacer lo que llaman pesca de subsistencia. Así que una preciosa tarde de Julio, salimos con Mike y su novia al río a pescar. Mientras se soltaba la red desde el barco, nos dejamos llevar río abajo por la cirriente. La red poco a poco iba dando saltitos, uno por cada pobre salmón que había acabado literalmente en nuestras redes. Cuando nos pareció que botaba lo suficiente comenzamos a recogerla y desenmarañar el caos de pescado e hilo que subía del agua. Regresamos a casa contentos con una veintena larga de salmones variados, y un salmonazo King, apodado "El Monstruo" que les doblaba a todos en tamaño. Era el más grande que había visto hasta entonces y tuve el honor de hacerle los honores.


Nos organizamos bien, cual fábrica de producción en serie. Comenzamos entre tres a destripar y filetear, mientras David ultimaba los detalles logísticos de las siguietes partes del proceso.


Una vez fileteados comenzamos a cortar en tiras, lo suficentemente gruesas como para tener consistencia, pero no tanto que el grosor impidiera que se secasen del todo por dentro.


Mientras unos cortábamos en tiras, otros atábamos una tira a cada extremo de un cordel. Y de ahí, de cabeza a la salmuera. Eso sí, una vez encontrado el punto justo de azúcar y sal, ese donde flota la patata en el agua. Un par de minutos a remojo y a colgarlas de unas ramas que luego subimos directamente cerca del techo del ahumadero. Las ramas van colocadas a una altura tal, que si entrase un oso de tamaño medio, teóricamente no alcanzaría a robarnos la despensa. Y es que los osos ladrones no son cosa nada infrecuente por estos lares.


Exhaustos ya y al borde de las 3 de la mañana, nos retiramos por fin a descansar. El salmón mientras tanto se iría secando durante 24 horas antes de comenzar el proceso de ahumado. El cobertizo de la leña lo construimos con la idea de que hiciese también las veces de ahumadero, para lo cual separamos ligeramente las tablas de las paredes. Así puede el humo filtrarse fácilmente y darle al pescado el toque justo que necesita. De tres a seis días de ahumado, dependiendo del tiempo, y estaría todo listo para envasar al vacío y conservar para el invierno.

Es un proceso laborioso al que muchas de las familias locales dedican varias semanas durante el verano y para lo que usan exclusivamente los "fish camps" o campamentos de pescado, situados río arriba o río abajo, en algún lugar alejado del pueblo. En esos campamentos son más frecuentes los encontronazo con los osos, que se acercan llamados por el irresistible aroma de salmón ahumado que recorre los bosques.


Pescar no sé cuando volveré a pescar, pero sí sé que es una de las cosas que más echaré de menos de Alaska. Tal vez algun día vuelva a hacerlo, pero sé que después de la abundancia de este río, cualquier otro me va a parecer poca cosa.


Un gran amor de mi más tierna adolescencia, de esas personas que hoy en día increíblemente se recuperan gracias a las redes sociales, muy aficionado a la pesca, me dijo hace poco que el día en que pescó su primer salmón, se acabó la pesca tal y como la conocía. Ya no era lo mismo. Pues yo habiendo pescado sólo salmones inmensos durante tres años, no te quiero ni contar. Salgo de aquí totalmente malcriada.

Si vuelvo a pescar algún día, será realmente una lección que me ayudará a seguir disfrutando de las cosas pequeñas de la vida.

41 comentarios:

Nür dijo...

¡Vaya faenón lleva el salmón ahumado! Será por eso que luego está tan bueno :D
Un abrazo,
Nür

Lorena dijo...

Y que bueno que está!!!, aquí seguimos atracándonos con el salmón que nos trajimos, ¿que no sabe una que cenar?, pues ya está!, salmón de Aniak. Besets!

Marisol dijo...

Hola! Menos mal que nos habeis devuelto a Lorenita y a Perico...ya pensaba que se quedaban ahí con vosotros!!
El martes estaba yo toda emocionada por si saliaís en el programa de "Españoles en el mundo", porque creo que hubiese sido un programa mil veces mas interesante que el ver a una de tenerife casada con un mejicano viejo y rico presumiendo de su gran vida y de su mansión y de su limusina y de su empresa y de su barco ...pesadita la mujer! Pero bueno...una pena.

Saludos
pd.- no me gusta nada el salmón ahumado...jejeje

elimary dijo...

Hola Meiga, qué bien que hayas vuelto a escribir.
El otro día pusieron en TV el "Españoles en el mundo" dedicado a Alaska y me quedó pena por no haber podido verlo, por si acaso salías tú... Así que no fueron a visitarte?... Pero, tantos españoles hay en ALaska que pueden dejarte de lado?. No me lo puedo creer, yo pensaba que seríais dos o tres...
Por cierto, me encanta el salmón ahumado. Aquí es la hora de la cena y leerte me ha dado muuucha hambre!!.
Un beso.

Irreverens dijo...

¡¡Peazo salmón!!
:O

Oye, que me ha hecho gracia que citaras eso del programa "Españoles en el Mundo" porque resulta que yo no sabía ni que existía (el programa) y el otro día, haciendo zapping, vi precisamente el capítulo de Alaska. Y cómo no, me lo tragué entero ¡¡por si aparecías tú!!
:D

Pero tienes razón, todo lo que se vio fue muy civilizado. Sip.

Celebro mucho que sigas disfrutando de ciertas cosas cotidianas en Aniak.

Mil besos

Nick: (Luz) - Asturies dijo...

Ya podia yo esperar sentada delante de la tele para ver a mi Meiga en españoles en el mundo, pero es que vende más el lujo.
Pedazo salmones, y vaya trabajo!!! pero no queda otra, eso es la subsistencia para el invierno.
Saludos grandes.

Javier B.V dijo...

Hola, he descubierto tu blog y me ha encantado te voy a linkear si no te importa , últimamente me está encantando todo lo que leo y veo de Alaska .Me iré pasando a ver que nos cuentas .Un saludo

JOAKO dijo...

Uno de los mejores recuerdos de mi infancia y preadolescencia era la pesca de truchas en el rio (es decir mucho) en drinales, afluente del rio Madera, afluente de ...
Bonito post, pareces ya "talmente" una esquimal.

Juana dijo...

Pues sí, aquí seguimos leyéndote, tiene pinta de trabajoso eso del salmón, no me extraña que luego sea tan caro, es justo.
Disfruta de lo que puedas, hay cosas que "no tienen solución", nosotros vivimos en mundos más amables, podemos estar "entre ellos" pero no "somos ellos".

María dijo...

Hola:
Vaya bichos!!!! nunca habia visto nada semejante, y vaya curro! En fin como otros me quede decepcionada por el programa de Españoles...no comment.
Me alegra seguir leyéndote.
Un saludo, María

la granota dijo...

Esto significa que tu blog sigue?

bieeeeeen!!!

clap clap clap (aplausos)

irene dijo...

Yo una vez intenté pescar y me dió tanta pena ver al pez pescado dando aletazos de agonía que lo dejé de nuevo y jamás volví a intentarlo....pero agradezco enormemente tu valentía pescadora y así haber probado el salmón de Aniak en el verano madrileño...
Un abrazo cosita linda

Ñoco Le Bolo dijo...

___________________________________________
… con la mirada en los hielos…

Veo que todavía estás. Eso es bueno. Sigue publicando, que siempre nos gusta leerte.

... bicos desde CR & LMA
___________________________________________

Evamar dijo...

Realmente fue una pena no verte en "Españoles en el mundo". Cuando ví que el programa iba dedicado a españoles en Alaska pensé que sería genial que aparecieras tú.

Viendo todo el trabajo que representa preparar la despensa de cara al invierno, está claro que aquí vivimos con muchísimas comodidades que en el día a día no apreciamos.

El salmón tiene una pinta buenísima :)

Besitos!!

Isabel dijo...

Sólo tú sabes hasta cuándo puede resultante gratificante seguir con este maravilloso blog,pero te aseguro que somos muchos a los que nos haces pensar,aprender y disfrutar.

¿Dónde queda ya esa chica de provincias,eh? ;-)
Gracias por tu manera de mostrarnos otro mundo,amiga.
Un besazo y me hubiera gustado veros en TVE, pues suelo ver el programa siempre que puedo y el de "Andaluces por el mundo" también.
Cuídate mucho.

Anónimo dijo...

Pues para variar yo también me chapé el programita susodicho esperando encontraros, pero nada. Ya me pasó cuando echaron el de Eslovenia, esperando ver a Susana Bargiela una chica de Lugo y lo mismo que contigo que no salió. Que se le va a hacer, veo que vosotros no perdisteis el tiempo esperándolos. Menudos salmones!!! Biquiños

Cris dijo...

Madre mía, lo que cambian las personas, verdad? O mejor dicho no cambian, yo creo que es más una evolución. Se encuentran zonas de nuestro ser que estaban totalmente aplastadas en el fondo de nuestro cuerpo. Como mi madre me dice siempre, el cuerpo se acaba acostumbrando a todo. Y no le falta razón. Lo que pasa que acostumbrarse a una situación como ir a un pueblo de Alaska tiene tela, vamos. Asique tu, aunque chica de ciudad, en el fondo había algo dentro de ti que necesitaba también del lado salvaje. Y al final ha salido a la superficie. Ole ole y ole porque yo no se lo que haría si cayera ahí en el pueblo! Me quito el sombrero!

Y viendo los peazo salmones que habeis pescado ahí pues si, yo creo que para vosotros la pesca nunca será lo mismo!

Angel Sanz dijo...

Hola que tal? Soy Angel Sanz, Te interesa poner anuncios de texto en tus blog.
Puedes ganar hasta 50 euros por cada blog o web.

Le rogamos nos remita los blogs , para poder revisarlos
Saludos cordiales.


Angel
tel : 34 691533734 // España +34

Puedes contactar por mesenger si quieres:

angelsanz.comercial@hotmail.com


Puedes contactar por facebook si quieres :

angelsanz.comercial@hotmail.com



Tambien tenemos un sistema de referidos , que ganas una comision mensual
Por cada sitio/blog recibira una comision hasta de 7.5 euros mensuales.

Griso dijo...

yo te pago 200 euros por blog, llamame al davidsupercomercial@yajuu.com

no soy spam lo juro

Jackie dijo...

A mi me ha impresionado mucho este post...Debe ser porque no me veo ni pescando ni mucho menos limpiando pescado con mis manos. Me parece hermoso el proceso de adaptacion que has vivido en Alaska. Por lo que leo te vas?

mencía dijo...

Gustaríame poder axudarvos, sobre todo porque me gusta moitísimo o salmón afumado e así caseiro non quero nin imaxinar o boísimo que estará. Conformareime con asar pimentos que recollo na miña horta e despois de asados metoos en bolsiñas e ao coxelador.
Apertas.

Camilo y Gaspar dijo...

Que interesante post, y como siempre decorado con hermosas fotografías que me dejaron clarísimo el proceso de ahumar salmones.

Que bueno que lo disfrutaste!

peke dijo...

Meu Deus, canto traballo!

Ariana Valencia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Nick: (Luz) - Asturies dijo...

Meiga deseo que esteis bien.
Saludos.

Paseando por tu nube dijo...

Biennn parece que los aires frescos nos van acercando a todos al calor de los blogs, me encanta volver y ver que tu tambien estás ahí, y sobre todo poder seguir leyendo tus aventuras.
Un beso wapa

Quique dijo...

Espero que tus aventuras sigan después de Alaska, y que nos lo sigas contando en el blog, claro

maria jesus dijo...

¿Estas escribiendo el libro de tus aventuras en Alaska? No dejes de avisarnos si es así
Me encanta leerte, es una pena que no escribas

Diva Gando dijo...

Descubrí hace poco tu blog. Me parece una pasada todo. El sitio en el que estáis, las fotos que hacéis...
¿Para cuando la próxima entrada?

Ana dijo...

Hola Meiga, ¡cuánto tiempo sin entrar en tu blog! Un gusto volver a leerte, ir descubriendo tu día a día en Alaska, como siempre, muy entretenido. Te envío un abrazo

Rose dijo...

¡¡¡¡Hola!!!! entre mis bloqueos y el tuyo(....muy laaargo ;) te había perdido la pista,es más,había incluso borrado el link a tu blog en un intento de cambiar el template...y ya no lo recuperé hasta HOY que deambulando "de acá para allá" me acordé de tu blog.
Me alegro de ver que has vuelto a escribir,ahora mismo recupero el enlace y ¡¡¡no te escaparás!!

Me encanta el salmón,bytheway...aunque nuncas creí que los había tan enormes,fía...por aquí en asturias se hace hasta un concurso anual de pesac del mayor,los restaurantes locales se rifan el poder venderlo-a un precio de oro,claro.

Bicos galegos,besos asturianos,y un abrazo enorme a lo español,con todo el calor que nos hace tanta falta....;)

(seguimos bajo ceroooo en el norte;)

maria jesus dijo...

No se si sigues leyendo los comentarios a este blog que has abandonado tanto tiempo. Estes donde estes te deseo que pases una muy Feliz Navidad.
Ojala continuaras contandonos cosas. Me encanta leerte.
Un beso

maktub dijo...

que fuerte! te leo desde hace tiempo y me encanta hacerlo!
porque tb soy gallega y porque me flipa que haya gallegos tan lejos...en todo el mundo!
disfrutalo y sin mucha morriña!
un besiño

Ñoco Le Bolo dijo...

Bicos

CristalRasgado & LaMiradaAusente

________________________________

ñOCO Le bOLO dijo...


Se te recuerda. Que lo sepas.

Bicos

CR LMA
________________________________

mediafanega dijo...

¡Cuanto echo de menos que este blog funcione! ¿Donde mora la meiga viajera que tanto hemos envidiado? A penas si sabemos lo duro que ha resultado vivir en Alaska, el clima, los mosquitos, los osos y por encima de todo la convivencia con las personas que ha tenido de vecinos.
Desde Murcia te agradezco de corazón este magnifico blog que sigo visitando asiduamente y si alguna vez te animas a seguir publicando seguro que tendrás un lector por muchos años que pasen. Abrazos para ti y para tu familia.

mary dijo...

hola yo quisiera saber como me puedo comucicar con mirian ramos y alguen me lo puede decir porque en su pagina no tengo forma de comunicarme con ella y en esto soy nueva ,gracias a todos

Meiga en Alaska dijo...

Hola a todos:

Me alucina ver que aunque llevo más de un año sin escribir nada aqui, sigue pasando gente y dejando comentarios. A todos os mando besos y abrazos a tutiplé... Tal vez un día vuelva a escribir...

Mary: Si quieres, escribeme a meigaenalaska@gmail.com para ponerte en contacto conmigo. Un saludo

Manu. dijo...

Me encanta leer tu blog. En unos 10 días me iré para Alaska de vacaciones. Es un lugar que siempre me ha fascinado.
Yo también soy gallego aunque vivo en Madrid desde hace varios años.
Gracias.
Tengo un blog que se llama mivueltaalmundo.org y me gustaría recomendar el tuyo desde algunos de mis artículos si no te importa.

jesus dijo...

muy interesante tu cronica de alaska ,muy animo y sigue asi,saludos

ELIZABETH C.L. dijo...

Hoy por casualidad eh llegado a tu blog y espero poder venir de cuando en cuando a leerte,me agrado tu manera de expresar tu pensamiento y sentir.
Ten una bonita semana.
Desede Mexico un saludo.