viernes, octubre 12

Mi medio ambiente




El deshielo del Kuskokwim
Aniak, Alaska
Mayo 2007


Ya que hoy es 15 de Octubre y hace unos días me apunté a esto del Blog Action Day, pues aprovecho y cuento un poco qué demonios se me ha perdido a mí en esta esquinita del mundo, porque viene a cuento de temas medioambientales.

David, el hombre con quien comparto camino y una familia chiquita y hermosa, aceptó un trabajo en enero que implicaba dejarlo todo y trasladarnos a vivir a Alaska durante un mínimo de 3 años. La decisión no fue fácil, pero la tomamos y aquí estamos. Ahora trabaja como director del Consejo de la Cuenca del Río Kuskokwim, intentando crear dicha organización desde la base. Es un pelín surrealista que un turolense se haya venido a Alaska a crear una organización medioambiental que represente los intereses de las 29 tribus Yup'ik y Athabascan que habitan a lo largo del río libre más largo del país, pero la vida tiene estas cosas. Desde luego, no es tarea fácil.

El proyecto está en sus más tiernos principios: buscando representantes de los distintos pueblos y tribus para crear la mesa directiva de la organización. La idea es comenzar a desarrollar proyectos que ayuden a la conservación de la cuenca del río. Especialmente a nivel medioambiental, pero también a nivel social y cultural. Proyectos como el control de calidad de las aguas del río y el desarrollo de programas de reciclaje de basuras están ya en sus fases iniciales. Un proyecto interesante en desarrollo es un campamento que tendrá lugar el próximo verano donde críos y abuelos compartirán unos días juntos para explorar diversas tradiciones culturales, de esas que con los efectos de la civilización occidental y sobre todo de la televisión, están poco a poco pasando a mejor vida. Si os interesa y leeis inglés, podéis visitar la página web del Consejo.

Mientras tanto, nosotros en casa intentamos llevar una vida lo más sostenible posible. Eso implica reducir al mínimo el consumo de recursos fósiles, intentar reciclar lo más posible en un lugar donde aún no existe ningún programa de reciclaje funcional, y procurarnos una parte de nuestra propia comida a base de cazar y pescar en la zona. El año que viene, con suerte, también tendremos una huerta lo suficientemete grande para darnos verduras para una parte del invierno.

De lo que resulta imposible prescindir aquí es de utilizar asiduamente uno de los mayores contaminantes y consumidores de recursos de hoy en día: los aviones. Aprendí hace poco que 1 de cada 69 personas en Alaska es piloto. Y la verdad es que no es sorprendente. La mayor parte de Alaska es como la zona de la tundra donde vivimos, sin comunicación por carretera a ninguna parte más allá del basurero que está a dos kilómetros del pueblo. Aquí al menos el mismo río se convierte en autopista de hielo durante 3 o 4 meses al año, conectando todos los pueblos de sus orillas y permitiendo a la gente desplazarse en moto de nieve o camioneta de un lugar a otro.

A mí todavía me da miedo lo de desplazarme sobre el río helado, pero me cuentan que hasta camiones circulan por encima cuando el hielo es más grueso, así que debe ser bastante seguro. Ya os contaré :)

4 comentarios:

Rocio Ramos Morrison dijo...

que gracia que no lo comentamos y las dos nos apuntamos a esto... me encanta, y me hace reir, que tantas veces hemos compartido vidas paralelas en distintos lugares del mundo y ahora..vaya no hay mas que mirar nuestros posts y el medio en que cada una vivimos, vaya extremos!!
Bueno me alegra saber un poco mas de lo que realmente esta haciendo alli David. Un abrazote para esa pequeña y hermosa familia.

irene dijo...

por fin encuentras la manera de xplicarnos el trabajo de david y me parece muy muy lindo ...el suyo y el tuyo apoyandole manteniendo siempre el fuego encendido....una pena pero a mi se me paso el dia ecologista del blog...bueno habra q remediarlo aportando mas cositas a la naturaleza q en mi mano esten..oye confieso q a mi me daria mucho susto atravesar el rio ya solo andando a si q en camion ni te cuento!!!
un millon de besos pa la meiga mas valiente del mundo

Marinha de Allegue dijo...

A sorpresa de realidades tan diversas proporciona gran sabiduría...

Unha aperta grande.
:)

lamima dijo...

¿Tu chico es de Teruel?, ay los aragoneses y el agua.
Yo estoy en Zaragoza, aunque no soy de aquí...un destino menos exótico que el tuyo pero ya he echado raíces, jeje.
Tiene que ser complicado adaptarse a una vida tan diferente, pero seguro que un lugar tan hermoso merece la pena.
Suerte.